Cerro del Corcovado, un lugar espectacular para viajar en grupo

Brasil tiene muchos destinos que conocer en grupo, y uno de ellos es el Cerro del Corcovado. Este hermoso monte brasileño de 713 metros de altura se encuentra en Río de Janeiro y cuenta con la escultura del Cristo Redentor en la cima. Desde allí se tiene una amplia vista de toda la ciudad.

Popularmente la palabra “Corcovado” proviene de una canción bossa nova que escribió Antonio Carlos Jobin en 1960. Incluso la mencionan en “Blessed To Be A Witness”, una canción de Ben Harper.

En cuanto a la estatua del Cristo Redentor, en 2007 la escogieron como una de las siete maravillas del mundo. La encuesta de aquel momento fue realizada por New7Wonders en internet.

¿Cómo acceder al pico y a la estatua?

Para acceder tanto al pico como a la estatua hay varias opciones, por la estrecha carretera o por el Ferrocarril del Corcovado, el cual cuenta con 3,8 kilómetros de largo. Este medio de transporte cuenta con dos coches que funcionan eléctricamente, y la capacidad es de 360 pasajeros.

Para los que tomen la ruta del tren, el viaje tiene una duración aproximada de 20 minutos, y cada media hora está disponible el servicio. Los interesados en subir al pico o al Cristo por esta vía pueden hacerlo en el horario de 8:30 am hasta las 6:30 pm.

Por tratarse de un sitio turístico importante de la ciudad, diariamente se observan personas todo el año. Algunos optan por viajar en tren, otros por los caminos de acceso o por la plataforma de estatua.

Ver más: Cataratas del Iguazú, una de las cascadas más grandes que debes conocer

Lo que debes saber sobre la estatua del Cristo Redentor

La enorme estatua de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos se observa desde la distancia como mostrando la ciudad. La altura de esta obra es de 30,1 metros más unos 8 metros que mide el pedestal.

El Cristo Redentor se encuentra a 710 metros sobre el nivel del mar en el Parque Nacional de la Tijuca en el Cerro del Corcovado. Por ser tan grande, desde cualquier punto de Río de Janeiro, las personas pueden observar el monumento.

La inauguración de la estatua fue el 12 de octubre de 1931, y su construcción demoró unos cinco años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *